Reserva Natural de Mar Chiquita

El Balneario Parque Mar Chiquita es una localidad costera desarrollada como ciudad balnearia gracias a sus amplias playas y a su infraestructura, que proporciona los servicios necesarios para la recepción del turismo. En particular, es una zona frecuentada por pescadores gracias a las distintas especies de peces presentes en el área y a los espigones o rompeolas aptos para la pesca deportiva que se internan varios metros mar adentro, construidos para detener la erosión sobre la línea de la costa.

Pero además de su paisaje costero, Mar Chiquita posee un rasgo distintivo a partir de su laguna homónima: la única albufera del territorio nacional. Con una gran masa de agua de 4600 hectáreas, la laguna está conectada naturalmente tanto con el mar argentino como con afluentes de agua dulce que nacen en las sierras de Tandilia y en la llanura pampeana. Esta coexistencia de agua salada, proveniente del Atlántico, y de agua dulce, proveniente de ríos y arroyos, da como resultado la particular salinidad de sus aguas, convirtiéndola en un ecosistema único.

Crédito: Leandro Jasa

Por sus características inusuales, debido a la conjunción de ecosistemas y a la riqueza de su biodiversidad, la Laguna de Mar Chiquita fue declarada en el año 1996 Reserva Mundial de Biósfera por la UNESCO, y en 1998 Reserva Natural por la Ley Provincial 12.270. Al ser una zona de transición, en pocos kilómetros se suceden una notable cantidad de paisajes diferentes: campo, playa, laguna, monte, pradera, arroyos, extrañas formaciones de arena y agua de mar, pastizales y amplias zonas de dunas movedizas sin vegetación se escalonan en paralelo a la línea de la costa.

Crédito: Leandro Jasa

Al estar a resguardo del viento y las olas gracias a la línea de altas dunas que la separan del mar, y por ser una zona en la que confluyen biomas de dos ambientes diferentes, la laguna se encuentra literalmente llena de vida y presenta diferentes especies animales y vegetales tanto de mar como de tierra. Esto le permite entregar particulares imágenes como cangrejos que se pasean por pastizales y recorren pagos más asociados a las zonas rurales que a su ambiente natural.

Crédito: Leandro Jasa

Es especialmente importante la presencia de aves, con más de 190 especies registradas (entre ellas: ñandúes, flamencos y petreles gigantes), incluyendo importantes grupos de bandadas migratorias que arriban desde el hemisferio norte, países limítrofes de Sudamérica y de la Patagonia.

Crédito: Leandro Jasa

Un sitio importante desde el punto de vista geográfico y de la pesca deportiva lo constituye la boca de la albufera, donde la laguna se comunica con el mar. Se trata de una zona abierta y ventosa donde se puede observar la presencia de pescadores a la caza de lenguados y pejerreyes, y el tránsito constante de pequeños botes que cruzan de un lado a otro del canal.

Imágenes aéreas: Leandro Jasa