Mateo Bendesky, director de Los miembros de la familia: “Fue un placer enorme filmar en la costa”

Encontrá más información en:

Los miembros de la familia, el segundo largometraje del director Mateo Bendesky, tuvo su estreno mundial en la sección Panorama de la edición 2019 de la Berlinale, uno de los festivales más relevantes de la agenda anual del cine. Filmada en invierno en distintas locaciones de la costa atlántica bonaerense, la película sigue a Gilda (Laila Maltz) y Lucas (Tomás Wicz), dos hermanos que lidian con la muerte de su madre mientras intentan cumplir con el último deseo de la mujer: que sus cenizas sean arrojadas en el océano.
Tras haber estado distanciados, los hermanos deben convivir en una casa vacía en un pequeño pueblo costero y reencontrarse, entre ellos y quizá también a sí mismos.


Tomás Wicz – ©VolpeFilms

BAFilm conversó con Bendesky sobre la experiencia de filmar su segundo largometraje en estas locaciones.

¿Cómo describirías la experiencia de rodar en la costa?
Más allá del frío que nos tocó por trabajar en invierno, fue un placer enorme filmar en la costa. Los vecinos siempre se mostraron muy dispuestos a ayudar, y eso hace una diferencia enorme en un rodaje de pequeña escala como el nuestro.

¿Cuáles fueron las locaciones del Partido de la Costa en las que se filmó la película?
Fueron varias, ya que tenía una idea muy específica de cómo quería que se viera este espacio, y la única forma que encontramos de llevarlo a cabo fue mezclando elementos de distintas localidades. La casa donde sucede la acción está en Valeria del Mar, al igual que varias de las playas; la escollera donde se deshacen de los restos de la madre y algunas otras playas están en Santa Clara del Mar; la terminal de ómnibus y la remisería están en Pinamar; el área de fitness donde Lucas conoce a Guido está en Santa Teresita, y el muelle donde se encuentran con Gilda y donde pelean con Charly está en Mar del Tuyú.


Tomás Wicz y Alejandro Russek – ©VolpeFilms

¿Cuál es la importancia, a nivel narrativo, de la ciudad balnearia y de la casa en la historia que se cuenta en Los miembros de la familia?
Son espacios centrales, ya que son los lugares donde permanece la memoria de la madre de los protagonistas. Por otro lado, es en estos espacios en los que, por distintas circunstancias, se ven obligados a quedarse durante unos días y deben reelaborar su relación consigo mismos y con el otro después de haber pasado un tiempo largo separados.

¿Cómo fue el proceso de selección de la casa abandonada?
Fuimos muy afortunados en la búsqueda de esa locación. Yo tenía una idea bastante clara de lo que buscaba y, cuando le comenté a la directora de producción de la película, ella me dijo que conocía un lugar así en Valeria del Mar. Unos días después fuimos de scouting a verla y efectivamente cumplía con todas las características.

¿Cuánto crees que influye la locación en la construcción de un film como este?
Muchísimo. Los miembros de la familia es una película donde la relación con el entorno tiene un rol protagónico en la construcción dramática del relato, y siento que la costa argentina cumplió con creces con todas las expectativas que teníamos.


Tomás Wicz – ©VolpeFilms
Ficha técnica
Los miembros de la familia

Argentina, 2019
Guión y dirección: Mateo Bendesky
Productoras: Varsovia Films / Volpe Films
Productores: Agustina Costa Varsi / Diego Dubcovsky / Mateo Bendesky
Producción ejecutiva: Agustina Costa Varsi
Dirección de fotografía: Roman Kasseroller
Dirección de sonido: Santiago Fumagalli
Montaje: Ana Godoy
Dirección de arte: Mirella Hoijman
Vestuarista: Analía Bernabé
Música: Santiago Palenque
Elenco: Tomás Wicz, Laila Maltz, Alejandro Russek