Juan Villegas, director de Las Vegas: “La comedia es el género que representa la felicidad”

En muchos sentidos, Las Vegas es la película que Juan Villegas siempre quiso hacer. Y seguramente, para muchos de los que durante su adolescencia pasaron veranos enteros en Villa Gesell, la Película de Apertura del (20) Bafici sea la película que siempre quisieron ver: una comedia romántica ambientada durante un verano en la mítica localidad balnearia de la costa bonaerense. BAFILM conversó con el director de Sábado (2001), Los suicidas (2005), Ocio (2010) Victoria (2015) y Adán Buenosayres. La Película (2016), sobre la experiencia de filmar en la ciudad y en el edificio en el que veraneó (y aún vacaciona) tantas veces.

 

Santiago Gobernori y Valentin Oliva
Santiago Gobernori y Valentin Oliva

 

-¿Qué fue lo que te llevó a filmar la historia que se cuenta en Las Vegas?

Se trata de algo que fue madurando desde hace muchísimos años, desde antes de hacer mi primera película. Siempre quise filmar una película en Villa Gesell. Es el lugar donde pasé todos los veranos de mi infancia y adolescencia. Y siempre quise que muchas de las situaciones transcurran en el edificio Las Vegas, que da título a la película y en el que pasaba mis veranos y al que todavía voy, porque sigue siendo propiedad de mi familia.

 

-Por lo general, cuando el cine argentino nos muestra las playas bonaerenses o los sitios vacacionales en general, lo hace fuera de temporada y con paisajes desolados ¿Cómo encararon la tarea de ambientar el film en temporada?

Mis recuerdos de Gesell eran recuerdos de verano. Yo tenía la convicción de que la película transcurra en verano. De hecho, me sorprendía que no se hayan filmado muchas películas en la playa en verano en la Argentina. Y también sentía que la imagen de la playa fuera de temporada, como imagen melancólica, ya se estaba convirtiendo en un cliché. O sea que la idea de que la película transcurra en verano estuvo siempre. Sin embargo, por distintas razones, filmar en temporada se hacía muy difícil. Por eso lo planteamos entre fines de noviembre y principio de diciembre, confiando en que el clima de verano ya empiece a sentirse. Sin embargo, para dar una total sensación de verano (la película transcurre en los últimos días del año, cuando la temporada está arrancando) tuvimos que recurrir a extras y, sobre todo, a que la gente del Balneario Popeye adelante un par de semanas el armado de las carpas.

 

Valentin Oliva
Valentin Oliva

 

-¿Desde el inicio se pensó al film como una comedia?

Sí. Como decía, siempre quise filmar en Villa Gesell. Y cuando tomé la decisión de hacerlo, desde el principio se me apareció como una comedia. Yo fui muy feliz en Villa Gesell y creo que la comedia es el género que representa la felicidad.

 

Pilar Gamboa y Santiago Gobernori
Pilar Gamboa y Santiago Gobernori

 

-¿Cuánto peso tienen las locaciones –en particular, el edificio- en el mundo que se cuenta en Las Vegas?

El edificio tenía para mí un peso emocional muy fuerte. Era como estar filmando en el patio de mi casa. Y ese peso se fue trasladando a la propia narración. Es el núcleo emocional de la película, donde todos se encuentran y se desencuentran, donde sucedieron los hechos del pasado que siguen teniendo peso hoy sobre los personajes. Pero hay otras locaciones que fueron importantes. Por ejemplo, la película empieza en la rotonda de acceso a Villa Gesell desde la Ruta 11. Y en las siguientes escenas, se cuenta un viaje desde allí hasta el edificio, atravesando el centro y otras calles de la ciudad. Es como si la película invitara al espectador a entrar a Villa Gesell de a poco. También se destaca el balneario Popeye, lugar de encuentro en la playa para los personajes, y la casa histórica de Carlos Gesell, hoy convertida en museo, que es visitada por los protagonistas y genera una de las situaciones más absurdas de toda la película.

 

Imagen de backstage en playas de Villa Gesell
Imagen de backstage en playas de Villa Gesell

 

-¿Cómo describirías la experiencia de rodaje?

Fue el rodaje más placentero de todos los que me tocó participar en toda mi carrera. Además del impacto emocional que generaba estar contando una historia muy personal en un lugar que yo sentía como propio, era muy lindo estar al aire libre tanto tiempo, poder ver el mar todos los días, convivir con el resto del equipo y los actores una vez que la jornada de trabajo terminaba. Fueron días muy intensos y muy felices.

 

Imagen de backstage en playas de Villa Gesell
Imagen de backstage en playas de Villa Gesell

 

-¿Cómo fue la relación con los habitantes del lugar durante el rodaje y la pre producción?

Hubo mucha colaboración de los habitantes. De hecho, varios de los bolos surgieron de un casting hecho en la ciudad. O sea que varios de los personajes son interpretados por geselinos. Lo mismo sucedió con los extras, que se ofrecían con mucho interés y disfrutaron mucho poder participar en la película. Durante el rodaje sentimos en general una recepción muy linda de toda la gente, contenta porque se filme en su ciudad.

 

 

Bio director:
Nació en 1971 en Buenos Aires. Dirigió Sábado (Venecia-2001), Los suicidas (San Sebastián-2005) y Ocio (Berlinale–2011) y Victoria (2015). Las Vegas es su quinto largometraje. También dirigió el cortometraje Hugo (2017) y el mediometraje Adán Buenosayres. La película (2016), ambos exhibidos en el FICIC. Es también productor (Escuela Normal, Una semana solos, Villegas, Miss, La tercera orilla), guionista y docente.

 

Ficha técnica
Las Vegas

Argentina, 2018
Duración: 75 minutos
Empresas de producción: Cepa Audiovisual / Tresmilmundos Cine
Guionista y director: Juan Villegas
Productores: Felicitas Raffo, Andrés Longares, Juan Villegas, Celina Murga
Productora ejecutiva: Pamela Livia
Directores de producción: Horacio Sereno / Valeria Bistagnino
Directora de fotografía: Inés Duacastella
Directora de sonido: Mercedes Gaviria
Asistente de dirección: Ana Berard
Director de arte: Angeles Frinchaboy
Vestuarista: Paola Delgado