Juan Baldana y Christian Rémoli, directores de Raúl (La democracia desde adentro): “Chascomús es la principal locación que tiene el documental”

Con dos funciones en el Multiplex Belgrano y una función en el Anfiteatro al aire libre del Parque Centenario, el documental de Juan Baldana y Christian Rémoli sobre la figura del ex presidente Raúl Alfonsín tuvo su premiere mundial en la sección “Personas y Personajes” del 21 BAFICI. BAFilm conversó con los directores sobre la experiencia de realizar una pieza audiovisual de cuatro horas sobre una figura pública argentina y rodar en la localidad que más lo identifica.

-¿Por qué decidieron filmar y realizar Raúl (La democracia desde adentro)?

Nosotros casi siempre hicimos documentales relacionados con el deporte, pero a mí la figura de Alfonsín me llama la atención desde que era chico. Yo soy de Junín (Provincia de Buenos Aires), y cuando tenía 9 años, el 30 de octubre de 1982, me llevaron a ver un acto en el club de básquet Los Indios. Yo no sabía quiénes iban a estar ahí. En ese acto hablaron varios políticos locales y, al final, habló Alfonsín. No era todavía una figura popular ya que faltaba casi un año para las elecciones y a mí me llamó la atención que al lado nuestro había dos personas de 70 años que al final del discurso de Alfonsín se largaron a llorar. A mí eso me conmovió mucho porque nunca había visto llorar a un hombre. Y, a partir de ese momento, lo seguí muy de cerca a Alfonsín, tanto en la infancia, como en la adolescencia y ya de grande. Sin ser militante radical, su figura siempre me llamó la atención. O sea que tenía ganas de hacer la película hace rato, y cuando se dio la posibilidad arrancamos a hacerla.

-¿Cuáles son los desafíos a la hora de filmar una película basada en una figura pública?

Hay dos cosas muy importantes. La primera es evitar tentarse con una falsa épica, que en este momento, tal como está posicionada la figura de Alfonsín, es algo que sucede fácilmente porque actualmente es una figura muy reivindicada. El objetivo era contar una historia franca y sin esa falsa épica que tienen los repasos de las figuras políticas en la Argentina y en la que Alfonsín también entró. Y en segundo lugar, hay que intentar discernir qué cosas de lo que te cuentan los entrevistados son verdad. Esto es algo que va muy en línea con lo primero. A nosotros nos han contado anécdotas que, si uno se detiene a pensarlas y las junta a todas, Alfonsín tendría que haber vivido 150 años. En línea con contar lo que nosotros creemos que es la verdad histórica, intentamos despegarnos de esa falsa épica y discernir qué hay de cierto en esas anécdotas que te cuentan y cuáles vienen con un bonustrack.

-Teniendo en cuenta la relación que existe entre Raúl Afonsín y Chascomús, ¿cuál es la importancia narrativa que tiene la localidad en el film?

Chascomús es central. Toda la propuesta estética está armada alrededor de pintadas y stencils que hicimos en los paredones deChascomús para retomar la idea del regreso de la democracia, porque eso es un poco lo que significa Alfonsín. La gente que vuelve a salir a la calle, que se vuelve a amigar con la política y que puede volver a pintar en las paredes. La campaña de Alfonsín fue la primera campaña que incluyó un marketing político y nosotros intentamos contarlo a partir de eso. No te digo que hayamos pintado medio Chascomús, pero dejamos pintado un mural que es el mural que va contando la serie, y además hicimos pintadas y stencils que acompañan cada una de las épocas de Alfonsín. Chascomús es la principal locación que tiene el documental, las imágenes de recurso están rodadas en un 90 o 95 porciento ahí.

-¿Cuál será el recorrido de la película luego de su presentación en el 21 BAFICI?

Como Raúl (La democracia desde adentro)es una serie documental, tenemos un preacuerdo con una pantalla de aire para estrenarla cuando se cumplan los 30 años de que Alfonsín dejó el poder (en Julio). Con Jugando con el Alma, el documental sobre la Generación Dorada de básquet, recorrimos más de 30 clubes alrededor de todo el país para mostrarlo. En esta oportunidad no vamos a poder hacer lo mismo, pero sí tenemos la idea de que[ se estrene en algunas ciudades cabecera en las que se pueda ver antes del estreno en televisión en el mismo formato que en el BAFICI, donde se proyecta como una película de cuatro horas con un intervalo en la mitad.

-¿Qué relación les gustaría que tuviese el público con la película?

Esperamos que puedan tener, a partir de la serie, una imagen acabada de quién fue Alfonsín, que puedan conocer el personaje en su totalidad y correr esta imagen de él que está planteada hoy, que es la de que fue un presidente honesto. Lo que atraviesa la parte conclusiva del documental es que fue mucho más que eso, y se explican las causas. Ahí se ve por qué, en estos días, únicamente se reivindica su figura a partir de su honestidad cuando, en realidad, sus políticas de estado se llevan por delante esa idea, la superan.