Javier Rao, director de Y abrázame: “Lo siniestro se suele desprender de las locaciones”

La ópera prima de Javier Rao, Y abrázame, tuvo su estreno mundial en el mítico Festival de Sitges, dedicado al cine de género. Y es que este largometraje que narra la primera cita de Joaco, el protagonista, con una chica que súbitamente desaparece, es nada menos que una película de terror ambientada en el conurbano bonaerense que tendrá su estreno nacional en el (20) Bafici.

BAFILM conversó con el director sobre la experiencia de filmar cine de género independiente en Argentina.

Joaquín Sanchez
Joaquín Sanchez

-¿Cómo y cuándo diste con la idea que dio origen al guión de Y abrázame?

Y abrázame nace, antes de ser guión, en una materia de la Universidad del Cine dictada por Rodrigo Moreno y Juan Villegas. A cada alumno se le otorgaba, de manera personalizada, una consigna práctica basada en lo que habíamos filmado en ejercicios anteriores; y a mí me tocó seguir por el lado del género (algo que ensayaba en todas las entregas). El desafío era intentar fusionar una historia de terror con el mundo recontra cotidiano, fumón y desempleado de un personaje creado alrededor de mi grupo de amigos. De allí terminé con una especie de corto/disparador de 10 minutos que se convirtió después en el guión de la película.

 

-¿Cómo se hace para encarar un género como el terror, tan asociado por el espectador al idioma inglés y la idiosincrasia norteamericana, en el contexto del cine local?

De la manera más honesta posible; creo que esa es la única respuesta que vale. Éste es un aspecto que me inquieta sobremanera, no solo en el terror, sino en la mayor parte de las películas enmarcadas dentro de un género. Cuando veo una película de terror argentina repitiendo los cánones de los gringos me dan ganas de llorar; me indigna. Tipos como Wes Craven, John Carpenter y Tobe Hooper, filmaron en los lugares que más conocían, hablando de temas 100% norteamericanos (desde la babysitter hasta los rednecks del sur). Lamentablemente -y muy seguido- nos preguntamos con mis amigos, cada vez que salimos de una sala, por qué no habrá más gente encarando una historia desde los lugares, saberes y experiencias de nuestra propia idiosincrasia. No digo que hagas una película sobre el Pomberito si no te interesa la mitología criolla, porque no está mal tomar ciertos arquetipos históricos del cine de terror moderno para contar una historia; pero ponelos en la piel de algo más cercano. ¿Por qué el personaje del adicto tiene que ser un heroinómano y no un paquero?

Las películas que van en contra de eso son siempre las más  under o independientes de todas, pero cuando vamos a un plano más comercial, es como si se tuviese miedo de perder espectadores: otra no se me ocurre. En la literatura tenemos, por suerte, grandes exponentes que revierten eso. Menciono a Mariana Enríquez como una de ellas porque es de las más leídas en los últimos tiempos. En sus relatos se respiran los barrios de Constitución, Barracas, las provincias, el interior del país; ojalá los cineastas con los medios para la masividad siguieran esa línea.

Querelle Delage y Joaquín Sanchez
Querelle Delage y Joaquín Sanchez

-¿Qué surgió primero, el deseo de filmar una película de terror o la historia que se cuenta en Y abrázame?

Diría que, primero, el deseo de filmar. Después, una película (antes de que el proyecto solo decantara en un largo se pensó en filmar un corto, medio, serie, etc.); y el género… qué se yo, es lo primero que me salió. De hecho, no considero que Y abrázame sea una película de terror hecha y derecha, está lejos de serlo. Pero me crié con el género y soy fanático -en el mejor y peor de los sentidos- del cine de terror; fue un movimiento bastante natural e intuitivo que la película se haya acercado para ese lado.

 

-¿Qué nos podés contar de tu experiencia en Sitges y cómo fue recibida la película?

Sitges es, como me dijo un amigo antes de viajar, el Cannes del cine de terror; y no mentía. Es tremenda la locura de la gente que va a las salas, es algo que no vi en otro lugar. El espectador interactúa con las películas, aplauden cuando el bueno triunfa, gritan eufóricos cuando el malo recibe su merecido y demás momentos altos de una historia; ¡hasta aplauden a los logos de las productoras al comienzo! Y si algo no les gusta, te lo van a hacer saber con el mismo nivel de entusiasmo. Creo que la comparación más cercana con la experiencia de ver una película en Sitges, es la de ir a ver un partido a la cancha.

En cuanto a Y abrázame, la película estaba en una sección chica, pero por suerte fue bastante gente a verla. Por suerte, también, la gente nos hizo saber que le había gustado (o por lo menos no nos fuimos abucheados).

Rocío Muñoz
Rocío Muñoz

-¿Cuáles fueron las locaciones en las que filmaron y cuál es el papel que juegan en la película?

Está todo filmado en Bernal y Quilmes, excepto el lugar donde toca la banda, que son imágenes tomadas de un recital por el Abasto. Haber filmado ahí fue fundamental para la construcción del mundo de los personajes, pero es algo que para mí era inherente a la historia. Los personajes son mis amigos y el mundo es mi barrio; la plaza es la misma a la que vamos siempre, la casa del protagonista es la de los padres de un amigo donde pasé muchísimo tiempo de mi adolescencia, la terraza de otro es la de mi propia casa y un largo listado de etcéteras. Al estar tan pegado a esos lugares, necesité después del ojo de gente que no era cercana a la peli, como para que constataran que eso era algo que efectivamente se notaba y funcionaba. Espero que el espectador también lo sienta así.  

 

-¿Cuán importantes son las locaciones a la hora de construir el clima y el suspenso en un film de terror?

Mucho. Lo siniestro se suele desprender de las locaciones y el juego dentro de las mismas, siendo a veces meros constructores de climas y tantas otras enemigos directos de los protagonistas. Desde Camp Crystal Lake hasta los departamentos en las películas de Polanski, el terror vive en esos espacios y se funde de manera interpelante con los miedos de los personajes.

 

 

Ficha técnica
Y abrázame

Argentina, 2018

Dirección: Javier Rao
Producción: Julián Setton, Javier Rao, Gonzalo Rodriguez Bubis, Alejandro Blajeroff, Artur Vetstein
Guión: Javier Rao, Julián Setton
Fotografía: Artur Vetstein
Montaje: Kevin Jenkins
Dirección de Arte: Lucía De Stefano
Diseño de Sonido: Rodrigo Sánchez Mariño
Música Original: Joaquín Sanchez / Gregorio Gonzalez
Elenco: Joaquín Sanchez, Pablo Sigal, Rocío Muñoz, Querelle Delage, Mara Bossi