Entrevista con Santiago Reale, director de Los rugidos que alejan la tormenta: “El público estaba muy interesado en la historia de la laguna”

Filmado en la localidad de Laguna Alsina y en el lago de Epecuén, el cortometraje de Santiago Reale que sigue la vida de Michel, un joven que vive en la zona solo con lo imprescindible, se presentó en el 21 BAFICI luego de su Premiere Mundial en el Festival Internacional de Berlín. BAFilm conversó con el director sobre su experiencia filmando en la naturaleza del lugar del cual es oriundo.

-¿Cómo se originó la idea de filmar a Michel y el mundo en el cual se mueve?

Conozco a Michel desde que era chico, él participo del cortometraje Esta es mi selva (2015) cuando tenía once años de edad. Los lugares donde se mueve Michel los conozco muy bien porque crecí en Laguna Alsina, donde está filmado el cortometraje. De alguna forma, la laguna es su lugar de refugio y es a partir de este espacio de donde surge la historia que se cuenta.

-¿Cuánto peso tiene el entorno del personaje en el corto?

Todo está conectado con el entorno donde se mueve Michel. Este cortometraje forma parte de un tríptico sobre Laguna Alsina. Esa región es muy importante para mí por sus historias y su gente. Volver al pueblo, para mí, significa entrar en un tiempo distinto al que percibo en la ciudad y conectarme con otras épocas.

-¿Cómo describirías Laguna Alsina en general y como espacio cinematográfico en particular?

Laguna Alsina es un lugar muy tranquilo, como la mayoría de los pueblos de argentina. La pesca es su principal atractivo. Tiene grandes extensiones de campos con formaciones irregulares y una laguna con una isla que es una reserva natural. A veces se la puede ver y a veces no, dependiendo de la subida del agua.

-¿Qué ventajas tiene filmar en un entorno natural como ese y cuáles son los desafíos al rodar en un lugar así?

Las ventajas son los escenarios naturales y la disposición de la gente del pueblo, y los desafíos tienen que ver con adaptarse al entorno natural.

-¿Qué escenas se filmaron en Epecuén?

Se filmaron solo algunas imágenes en Super 8. Las lagunas están comunicadas por las llamadas “encadenadas del oeste” y me interesaba filmar los flamencos que habitan las aguas dulces del lago.

-¿Cómo fue la presentación del corto en la Berlinale? 

El cortometraje fue muy bien recibido en Berlinale. El público estaba muy interesado en la historia de la laguna y en la vida en esa región de Argentina.